Desde Roma

La familia de Silvio Berlusconi, el líder y fundador del partido de centroderecha Forza Italia que falleció este lunes en Milán, decidió no hacer un velorio público por razones de seguridad. En cambio se hizo desde la tarde del lunes un velorio en Villa San Martino, la residencia de Berlusconi en Arcore (a unos 30km de Milán), al que tienen acceso sólo los familiares cercanos, se informó.

En un principio se había difundido la noticia de que el velorio se haría en uno de los estudios televisivos de Mediaset (empresa fundada por Berlusconi) en Cologno Monzese. Pero luego de que los carabineros hicieron un control se estableció que no era seguro.

Fallecido a los 86 años por una seria complicación de la leucemia que padecía desde hace tiempo, Berlusconi había sido internado el viernes en el hospital San Raffaelle de Milán donde ya había sido tratado otras veces.

El funeral será celebrado el miércoles a las 15 horas en el Duomo (catedral) de Milán por el arzobispo de Milán, monseñor Mario Delpini. El miércoles será un día de luto nacional, informaron fuentes del gobierno de la derechista Giorgia Meloni del cual forma parte también Forza Italia. Y la bandera italiana y de la Unión Europea han sido ya colocadas a media asta en las sedes del gobierno y del Parlamento.

La familia de Berlusconi recibió hoy decenas de mensajes de solidaridad y de condolencias, empezando por el del presidente de la República, Sergio Mattarella. «Recibí con mucha tristeza la noticia de la muerte de Berlusconi -escribió Mattarella en su mensaje-. Fundador y líder de Forza Italia y protagonista de largas estaciones de la política italiana y de las instituciones republicanas, Berlusconi ha sido un gran líder que ha marcado la historia de nuestra república”.

También el Papa Francisco envió un telegrama de condolencias pese a estar él todavía internado en el Hospital Gemelli de Roma donde sufrió una operación al abdomen la semana pasada. El Papa expresó su “sentida participación en el luto por la pérdida de un protagonista de la vida política italiana, que ha ocupado cargos públicos de responsabilidad y con gran energía”.

La primera ministra Giorgia Meloni, del ultraderechista partido Fratelli d’Italia, difundió un videomensaje en el que subrayó que “Berlusconi era sobre todo un combatiente, un hombre que nunca había tenido miedo de defender sus convicciones. Y fue exactamente ese coraje y esa determinación la que lo hizo uno de los hombres más influyentes de la historia de Italia”.

También el secretario de estado estadounidense Antony Blinken recordó a Berlusconi, pese a no haberlo conocido personalmente, en una conferencia de prensa conjunta que hoy hizo en Washington con el ministro de Exteriores de Italia, Antonio Tajani, exponente del partido Forza Italia. Tajani dijo por su parte: “Tenemos que ir adelante con este gobierno. Trabajaremos para sostener a este gobierno (gobierno de Giorgia Meloni, ndr) y para transformar en realidad todos los sueños que Berlusconi había manifestado. Forza Italia estará presente. El nombre de Berlusconi será el símbolo de nuestro movimiento”.”

Del lado europeo llegaron mensajes de condolencias entre otros de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsolar, y la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, que destacaron que Berlusconi ha dejado una señal que no será olvidada. Mientras el presidente francés Emmanuel Macron recordó las cualidades de Berlusconi y que de joven había estudiado algunos años en Francia.

Pero también los opositores lo han recordado, como los ex dirigentes del Partido Democrático (centroizquierda) Massimo D’Alema y Matteo Renzi. Para no olvidar a sus “correligionarios” del gobierno Meloni, como el dirigente de la derechista Liga, Matteo Salvini. “Sentiremos su ausencia pero tenemos mucho por hacer todavía”, dijo.

El presidente de la Bielorrusia, Alexander Lukashenko, envió sus condolencias a la familia. “Gracias a su contribución la cooperación entre Bielorrusia e Italia ha recibido un gran impulso. Era una persona brillante y de talento, un empresario de éxito y un político que miraba hacia el horizonte y sabía evaluar la situación y tomar decisiones eficaces”, subrayó la nota del presidente de Bielorussia.

Hasta el presidente ruso Vladimir Putin, que en Europa no es muy bien visto por la guerra en Ucrania pero que muchos consideraban un amigo de Berlusconi, hizo declaraciones a la prensa rusa recordando al dirigente de Forza Italia. “Como político era un hombre extraordinario porque era muy sincero y abierto -declaró Putin-. Tenia un privilegio que normalmente los políticos no tienen. Y su privilegio era el de decir lo que pensaba. Era un político de escala europea, se podría decir hasta global. Ahora hay pocas personas de este tipo a nivel internacional. Era un gran amigo de nuestra gente. Ha hecho mucho por fortalecer las relaciones entre Rusia y la Unión Europea”.