La vicepresidenta de Colombia, Francia Márquez, emprendió este miércoles una gira de ocho días por Sudáfrica, Kenia y Etiopía con el propósito de fortalecer las relaciones políticas, económicas, comerciales y culturales con el continente africano. La visita, que concluirá el 18 de mayo, es la de más alto nivel del gobierno colombiano en 26 años a ese continente, con el que los vínculos diplomáticos y comerciales del país latinoamericano fueron pobres hasta el momento.

Márquez, primera afrocolombiana en llegar a la vicepresidencia, dijo el mes pasado en una audiencia del Senado que su viaje a África forma parte de una estrategia para tener «un acercamiento sin precedentes con este continente» en el que se busca aumentar la presencia de Colombia con la apertura de nuevas embajadas. Por esa razón Márquez viajó el miércoles a Sudáfrica, donde su agenda empezará oficialmente el viernes.

Amplia comitiva

Márquez estará acompañada por una comitiva de más de 50 personas, entre ellas, el ministro encargado de Cultura, Jorge Ignacio Zorro, el viceministro de Turismo, Arturo Bravo, y la viceministra de Educación Superior, Ana Carolina Quijano. También la acompañan cuatro congresistas, cinco líderes sociales y étnicos, nueve empresarios, representantes de las cámaras de comercio de Bogotá, Tumaco, Buenaventura, Cartagena, San Andrés, Cauca y Chocó, y una delegación cultural formada por artistas del campo musical, el cine y académicos.

En Johannesburgo, primera etapa de su gira, Márquez participará el sábado en el Foro de Alto Nivel Colombia Sudáfrica junto con el presidente de la Cámara Sudafricana de Comercio e Industria, Mtho Xulu, y el viceministro Arturo Bravo. En Kenia visitará la sede de la ONU y de ONU Hábitat y ONU Medioambiente, donde «se discutirán temas de justicia climática y justicia racial», según adelantó la vicepresidencia sobre su agenda.

Perspectivas comerciales

En Etiopía, donde concluirá la gira, Márquez espera abrir la embajada de Adis Abeba, ciudad que acoge la sede de la Unión Africana, y que será la cuarta embajada colombiana en África subsahariana, junto a las de Kenia, Sudáfrica y Ghana. Además se reunirá con miembros del Parlamento Panafricano y con comisarios de la Unión Africana. El gobierno colombiano ve grandes posibilidades comerciales con África, continente al que considera «la región con más potencial de crecimiento económico del mundo», con «una población que se duplicará para 2050». 

La gira de Márquez recibió críticas principalmente de la oposición por su numerosa comitiva, lo que obligó al presidente colombiano, Gustavo Petro, a responder a quienes cuestionan el costo del viaje que se trata de «racismo puro y simple». «Colombia debe relacionarse con todo el mundo, con toda la humanidad. En nuestro país hay un pueblo negro y mulato, venimos de África también. Cultura e intereses comunes nos juntan», defendió el mandatario en su cuenta de Twitter.