El presidente de la Asamblea Nacional de Ecuador, Virgilio Saquicela, reelecto este domingo en el cargo para el periodo 2023-2025, convocó para este martes a la primera sesión plenaria prevista en el proceso contra el presidente, Guillermo Lasso, por el presunto delito de malversación. 

La primera de las dos jornadas del pleno legislativo para este trámite se iniciará a las 10 horas locales (las 12 en Argentina), a la que fueron convocados los 137 integrantes del órgano legislativo ecuatoriano. Una fuente de la Asamblea Nacional confirmó que, según la ley, en una primera sesión habrá una intervención del presidente y de los interpelantes además de la réplica y el debate. «Se suspende la sesión por cinco días y luego va la votación», apuntó la misma fuente.

El martes pasado el Parlamento de Ecuador aprobó con 88 votos avanzar en un juicio político contra Lasso por malversación de fondos públicos por un contrato de transporte de hidrocarburos. La acusación al exbanquero es por haber permitido que se mantenga un contrato millonario entre la empresa estatal de transporte de petróleo, Flopec, y la empresa offshore Amazonas Tanker Pool.

La continuidad del contrato había provocado un perjuicio al Estado estimado en 6,1 millones de dólares, según la Contraloría General del Estado. En cambio, la defensa del presidente sostiene que los contratos fueron firmados bajo la administración del expresidente Lenín Moreno y que bajo el mandato de Lasso se pidió una revisión a la Contraloría para renovarlos bajo las condiciones y observaciones realizadas por ese organismo.

El actual presidente será sancionado en caso de que se reúna un mínimo de 92 votos de los 137 integrantes del Parlamento y, en caso de ser destituido, el vicepresidente asumiría la primera magistratura hasta el año 2025.

Mayoría opositora

La Asamblea Nacional se reunió este domingo para resolver sobre la renovación de las autoridades, ya que se cumplieron dos años desde la instalación del actual periodo legislativo, por lo que la ley establece que los asambleístas debían decidir si mantienen o cambian sus autoridades. Aunque el oficialismo anunció que trabajaban en negociaciones para una agenda legislativa y volver a nombrar autoridades, la oposición se impuso.

La votación de las siete autoridades de la Asamblea logró evidenciar que cuentan con más de los 92 votos que necesitan para destituir a Lasso después del juicio político, informó el portal Primicias. En suma, la bancada correísta Unión por la Esperanza, el Partido Social Cristiano y las facciones opositoras de la Izquierda Democrática y Pachakutik lograron quedarse con los siete espacios electos: la presidencia, las dos vicepresidencias y las cuatro vocalías del Consejo de la Administración Legislativa.