Ninguna de las partes del conflicto denunció violaciones del trato, que puede extenderse hasta diez días si el grupo islamista se compromete a liberar al menos diez cautivos por día.