Lula y Milei, dos caminos opuestos para gobernar

El presidente brasileño defiende un papel importante del Estado, relativiza la disciplina fiscal a ultranza y busca más regulación para los gigantes tecnológicos.