El Comité de Investigación de Rusia (CIR) informó este viernes que presentó cargos penales en ausencia por mercenarismo, contra 25 ciudadanos extranjeros, entre ellos varios argentinos, a quienes acusa de combatir del lado de Ucrania en el conflicto bélico que comenzó hace unos 19 meses.

Las acusaciones

“En el marco de la investigación del caso penal por mercenarismo, las pruebas recabadas en la investigación permitieron presentar cargos en rebeldía contra 25 extranjeros, entre ellos ciudadanos de Australia, Austria, Argentina, Bélgica y otros países”, indicó el CIR en un comunicado que no brindó más precisiones sobre cuántos ciudadanos de cada país fueron acusados, ni sus identidades. “Se realizan tareas para buscar a estas personas. En total, se llevan a cabo procesos penales contra más de 200 ciudadanos extranjeros”, añadió.

«También se recibió información sobre la participación de instructores de Canadá, Gran Bretaña y Estados Unidos en la formación de militares de las Fuerzas Armadas de Ucrania, incluso antes del inicio de la Operación Militar Especial”, explicó el texto.

El órgano persecutorio, que depende de la Presidencia rusa, subrayó que entre los presuntos crímenes cometidos, está el asesinato de civiles y el daño a infraestructura protegida por el derecho internacional. “Los criminólogos de la oficina central continúan brindando asistencia práctica a los investigadores, tanto en casos penales relacionados con crímenes de las formaciones armadas de Ucrania, como en asuntos penales en general”, señaló el comunicado del ente. “En el marco de los trabajos de búsqueda e identificación de cadáveres no identificados de civiles muertos, como resultado de la verificación de la base de datos de información genómica, se estableció la identidad de 656 personas”, agregó.

Al empezar la guerra, Kiev invitó a ciudadanos extranjeros a unirse a las fuerzas del país contra la invasión rusa a través de la Legión Internacional para la Defensa Territorial de Ucrania. Dos semanas después, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, aseguró que casi 20.000 extranjeros se alistaron en las primeras 24 horas de habilitada una página de Internet para facilitar el trámite de inscripción.

Bombardeos a la flota rusa

Ucrania bombardeó este viernes un cuartel de la flota rusa en el mar Negro y provocó un incendio en ese destacamento de la península de Crimea, dejando una persona desaparecida, informó el el Ministerio de Defensa de Rusia. «Como resultado del ataque, el edificio histórico del Estado Mayor de la Flota del Mar Negro resultó dañado», señaló la cartera dirigida por Serguéi Shoigú en su canal de Telegram y agregó que las defensas antiaéreas derribaron cinco misiles, pero no reveló cuántos alcanzaron su objetivo.

Según el canal de Telegram ruso «112», al menos seis personas resultaron heridas durante este ataque, que tuvo lugar pocos días después de que Kiev lograra dañar dos buques de guerra rusos en el astillero Ordzhonikidze, en Sebastopol. El ataque con misiles contra Sebastopol estuvo acompañado de un «ataque cibernético sin precedentes» contra la anexionada península, que según el asesor del líder crimeo, Oleg Kriuchkov, causó interrupciones en el servicio de internet local.

Una horas después, las Fuerzas Armadas de Ucrania confirmaron el ataque, al que calificaron de exitoso. «Prometimos que habría más», aclaró en un comunicado el comandante de la Fuerza Aérea ucraniana, Mikola Oleshchuk, en referencia a declaraciones anteriores de mandos ucranianos sobre otros ataques contra Crimea, donde objetivos militares rusos son ahora alcanzados casi a diario por fuerzas ucranianas. «Mientras los ocupantes se recuperan en Melitópol y las alarmas aéreas siguen sonando en Sebastopol, una vez más doy las gracias a los pilotos de la Fuerza Aérea», agregó.

La península de Crimea –anexada por Moscú en 2014– y la ciudad de Sebastopol donde está la flota rusa, son claves para la operación de Rusia en Ucrania: permiten aprovisionar a las tropas desplegadas en el sur del país y son una base para lanzar bombardeos con misiles desde el mar.

Moscú también dispara

Una persona murió y otras 15 resultaron heridas tras un ataque ruso en la ciudad ucraniana de Kremenchuk, en la región de Poltava, según informó su gobernador, Dimitri Lunin. «El enemigo lanzó ataques con misiles contra Kremenchuk. Uno de ellos fue derribado por las fuerzas de defensa aérea. Desafortunadamente, hubo un impacto en la infraestructura civil», explicó Lunin en su cuenta de Telegram.

El alcalde de Kremenchuk, Vitali Maletski, pidió a los ciudadanos que se abstengan de publicar fotos, vídeos, o cualquier dato, sobre lo ocurrido. También les dijo «no se acerquen al lugar de los hechos» porque «están interfiriendo con los servicios de emergencia». Kremenchuk ya fue escenario a finales de junio de unos los episodios más mortíferos desde que comenzó la invasión de Ucrania, después de que un ataque acabara con la vida de 21 personas en un mercado. Ucrania en aquel momento acusó a Rusia de terrorismo. Pero una reciente investigación del diario New York Times, dice haber demostrado que el ataque lo hizo Ucrania por error.