Acusa a Putin de tumbarle un dron

EE.UU. dio a conocer este jueves el video del instante en el que un avión ruso intercepta a un dron estadounidense. Según el ejército norteamericano, la nave rusa hizo una «interceptación insegura y poco profesional» de un dron MQ-9 de su Fuerza Aérea, mientras sobrevolaba el Mar Negro el pasado 14 de marzo. Rusia asegura que el dron «se cayó solo» y que no busca confrontar con Estados Unidos, mientras que Ucrania registró una «actividad atípica» de Rusia en el mar Negro, coincidiendo con los esfuerzos para recuperar los restos del dron estadounidense.

  •  La guerra Rusia-Ucrania, minuto a minuto

Según informó el Mando de las Fuerzas Armadas de EE.UU. en Europa (EUCOM), las imágenes muestran el momento en que «un avión ruso realizaba una interceptación insegura y poco profesional de un dron MQ-9 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en el espacio aéreo internacional sobre el Mar Negro». El mando estadounidense también publicó un gráfico de cómo ocurrió este incidente en el que había otro caza ruso, que aumenta la tensión entre Washington y Moscú.

https://content.jwplatform.com/previews/pGECxTkn-buQgiLVC

Según el video del EUCOM, el hecho empieza cuando un avión ruso se acerca a la parte trasera del MQ-9 estadounidense. Poco después, la aeronave del Kremlin empieza a liberar combustible a su paso y, mientras lo hace, vuela por encima del dron. En apenas unos minutos, el «Su-27» ruso inicia una segunda aproximación hacia el MQ-9, vuelve a liberar combustible y pasa aún más cerca del aparato no tripulado. 

Poco después, el avión ruso choca con el dron y la imagen de la cámara del MQ-9 se pierde durante aproximadamente 60 segundos, relata el comando estadounidense. Cuando la cámara recupera la transmisión, se puede ver que la hélice y uno de los puntales del dron están dañados.

El gobierno de Estados Unidos aseguró que se vio obligado a estrellar el dron contra aguas del Mar Negro y responsabilizó a Moscú del incidente que, según dijo, fue deliberado. Desde el Ejército ruso admitieron que dos de sus cazas interceptaron el martes un dron estadounidense en el mar Negro, pero negaron haberlo alcanzado y provocado su caída, contrariamente a lo que afirma Washington.

Rusia asegura que el dron «se cayó solo»

«Luego de una maniobra brutal, el dron MQ-9 inició un vuelo incontrolado con pérdida de altitud y chocó contra la superficie del agua», declaró el ministerio ruso de Defensa, afirmando que los dos cazas no habían disparado ni habían tenido «contacto» con el dron. 

«No buscamos una confrontación, estamos a favor de una cooperación pragmática en beneficio de los pueblos de nuestros países, pero al mismo tiempo somos capaces de defender estos intereses», dijo la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova, ante la prensa. De todas formas, Zajarova señaló que «es importante mantener abiertas las líneas de comunicación», según recogió la agencia Sputnik.

El ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, advirtió que, «mientras Rusia controle Crimea», seguirán ocurriendo incidentes y el mar Negro «no será un lugar seguro». Los aviones estadounidenses «volarán donde lo permita la ley internacional«, prometió el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, este miércoles.

El dron MQ9-Reaper, fabricado por la compañía estadounidense General Atomics es una aeronave pilotada a distancia de media altitud y largo alcance. El aparato está equipado de captores ultramodernos para poder llevar a cabo operaciones de vigilancia a una velocidad de crucero de 335km/h.

Con una envergadura de 20 metros, tiene una autonomía de más de 24 horas de vuelo y puede llevar varios tipos de armamento como bombas guiadas por láser o por GPS y misiles Hellfire. La tripulación en suelo está compuesta de cuatro personas.

Ucrania detecta movimientos rusos

En línea con el incidente del dron estadounidense, la vocera del Mando Sur de Ucrania, Nataliya Humenyuk, señaló que se registra una «actividad atípica» de Rusia en el mar Negro. Humenyuk explicó que actualmente hay «muchas unidades de la flota auxiliar» y 20 buques rusos en el mar Negro, de los cuales cuatro son portamisiles y «uno está bajo el agua». 

Para la vocera ucraniana, los rusos tratan de dispersar los barcos «cubriendo lo máximo posible el teatro de operaciones navales en el mar Negro y tratando de ocultar sus acciones». La cadena de televisión estadounidense ABC señaló que barcos rusos habían llegado el miércoles al lugar donde el dron MQ-9 Reaper de la Fuerza Aérea de EE.UU. se hundió un día antes y que quizá los rusos hayan recogido «piezas» del vehículo no tripulado. 

El dron se partió en varios fragmentos y se hundió a entre 1.200 y 1.500 metros de profundidad. Según EE.UU, sus militares tomaron medidas para asegurarse de que el aparato ya no contiene información sensible. El Kremlin no quiso comentar este jueves si Rusia intentará elevar a la superficie los restos del aparato, como aseguró un día antes el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Patrushev. 

«Eso es prerrogativa de los militares. Si lo consideran necesario para nuestros intereses y nuestra seguridad, lo harán», dijo el vocero ruso Dmitri Peskov. El ministerio de Defensa de Rusia tampoco se pronunció aún sobre el hallazgo por parte de soldados ucranianos de restos de un dron de uso civil que fue fabricado supuestamente por una compañía china, modernizado y armado.

Mientras que Ucrania observa los movimientos rusos en el mar Negro y la aparición de supuesto armamento chino por primera vez en la contienda, en el mismo campo de batalla nota una disminución en el ritmo de la ofensiva rusa, especialmente en el Donbass. El líder impuesto por Rusia en Donetsk, Denís Pushilin, admitió que «la situación en Bajmut sigue siendo compleja» y que «no hay indicios de que el enemigo tenga intención de retirarse». 

Seguir leyendo:

  • El Papa dijo que está dispuesto a viajar a Kiev con la condición de ir a Moscú
  • Rusia respondió a una incursión ucraniana con un bombardeo masivo en todo el país