Brasil: récord de femicidios en 2022

Brasil registró un récord de femicidios en 2022, con una mujer aesinada cada seis horas, indicó un informe divulgado hoy en el Día Internacional de la Mujer, elaborado por el Foro Brasileño de Seguridad Pública (FBSP).

Un total de 1.410 mujeres fueron asesinadas en 2022 por razones de género
en el país más grande y poblado de Sudamérica, el número más alto desde 2015, cuando entró en vigor la ley que tipificó ese tipo de delito.

El año pasado, el aumento de femicidios respecto de 2021 fue del 5%, pese a que en la estadística general de asesinatos 2022 mostró una caída del 1 % frente al año precedente.

Los datos fueron aportados por las secretarías de seguridad y las policías de los 27 estados de Brasil, y pueden ser más altos, dado que no todos los femicidios son registrados como tales, según el FBSP.

Si se consideran todos los asesinatos de mujeres, incluso aquellos que no fueron tipificados como femicidios, el número de víctimas fatales subió a 3.930 en 2022. El femicidio es una «tragedia anunciada» en Brasil, dijo el informe.

Durante el gobierno del expresidente Jair Bolsonaro (2019-2023), hubo un «desmonte» de las políticas públicas para prevenir ese tipo de delitos mientras se observó un avance del discurso misógino, señaló el estudio.

El actual presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, lanzará hoy en Brasilia programas destinados a la mujer e instituirá el Día Nacional Marielle Franco contra la violencia política, en homenaje a la concejal asesinada en 2018.

Este Día Internacional de la Mujer será conmemorado con una «gran batucada feminista» en las ciudades de San Pablo y Río de Janeiro, dijo la Central Única de Trabajadores (CUT).

El evento buscará denunciar los «recortes en las políticas de protección a la mujer» y el «crecimiento vertiginoso del machismo y la misoginia» durante el mandato de Bolsonaro, dijo la CUT.

Lula adopta medidas

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva presentó este miercoles un paquete de acciones para garantizar los derechos de las mujeres, que van desde garantizar por ley la igualdad salarial a un pacto social para enfrentar la misoginia y los femicidios.

Los anuncios se hicieron en un acto realizado en el palacio de gobierno, el Planalto, en el que el mandatario estuvo acompañado por la ministra de Asuntos de la Mujer, Cida Gonçalves, y asistieron a la ceremonia la primera dama, Rosángela «Janja» Lula da Silva, ministro del Gobierno y representantes de bancos públicos.

Entre las medidas anunciadas figura la presentación al Congreso Nacional de un proyecto de ley para garantizar el pago por parte de los empresarios de salarios iguales a hombres y mujeres que realicen el mismo trabajo, reportó el sitio de noticias G1.

«Con la ley de igualdad salarial que hemos presentado ahora, nos hemos empeñado en poner la palabra ‘obligatorio’. Si se trabaja en la misma función, con la misma competencia, la mujer tiene derecho a ganar el mismo salario», señaló el presidente durante la ceremonia.