En el avión que se estrelló el miércoles en la región rusa de Tver, al norte de Moscú, no solo viajaba el líder del grupo Wagner, Yevgueni Prigozhin, sino también su compañero y mano derecha, Dmitri Utkin (foto).

Según fuentes oficiales, no se sabe casi nada de este antiguo oficial de unidades especiales de la inteligencia militar rusa. En una de sus pocas fotos conocidas aparece con la cabeza rapada y mirada asesina. En sus dos clavículas, tiene el mismo tatuaje: el símbolo de las SS, la organización paralimitar al servicio del régimen nazi de Adolf Hitler.

Los medios de comunicación rusos, incluso los estatales, lo presentaban entre 2015 y 2016 como el comandante de Wagner, en una época en que las autoridades negaban cualquier relación con el grupo, activo entonces en Siria y Ucrania. Sin embargo, la cortina se corrió ligeramente en diciembre de 2016 cuando fue invitado a una recepción en el Kremlin en homenaje a los héroes rusos de la guerra civil siria. Incluso fue fotografiado junto al presidente Vladimir Putin.

Según una investigación de abril del medio dossier.center, Utkin nació en 1970 y sirvió en los años 2000 en la guerra del ejército ruso contra los rebeldes independentistas chechenos y los yihadistas del Cáucaso norte. En 2012 dejó el ejército y fundó una primera empresa de seguridad.

Es un misterio cómo Utkin conoció a Yevgueni Prigozhin y creó el grupo paramilitar, que se llama Wagner como su nombre en clave. Según la agencia AFP, muchos ven en esta elección una prueba más de sus simpatías nazis, ya que Hitler era un apasionado del compositor alemán Richard Wagner y los mercenarios del grupo se hacen llamar «los músicos».

Utkin era responsable de las operaciones del grupo y Prigozhin se encargaba de la parte financiera y de las relaciones con el gobierno ruso, porque conocía a Putin desde principios de los años noventa. En apenas una década, los dos hombres y su grupo se volvieron tan famosos como misteriosos, operando desde las sombras y siendo acusados de todo tipo de atropellos, torturas y ejecuciones en varios países como República Centroafricana, Libia, Siria o Ucrania.

Los canales de Telegram cercanos a Wagner se deshicieron en elogios al conocer la muerte de la mano derecha de Prigozhin. Algunos sugieren que fue asesinado y todas las miradas se dirigen al Kremlin porque Putin consideró traidores a los que se sublevaron en julio. «Dmitri Valeriévich Utkin era un héroe de Rusia, cuatro veces caballero de la Orden del Valor y conocido en todo el mundo por su nombre de guerra ‘Wagner'», señaló el canal Grey Zone la noche del accidente. Murió «por culpa de los traidores de Rusia», afirmó.