Con la segunda vuelta de hoy culmina una campaña electoral de candidatos vestidos con chalecos antibalas y custodiados por grandes operativos de seguridad.