El gobierno y la oposición de Venezuela retomarán el diálogo en México


El gobierno y la oposición de Venezuela, nucleada en la Plataforma Unitaria, retomarán el sábado sus conversaciones en México, interrumpidas hace 15 meses, en busca de acuerdos para una salida a la crisis política del país. En medio de un marcado hermetismo de las partes directamente involucradas, fue el presidente colombiano Gustavo Petro, una suerte de mediador en el proceso, quien reveló el retorno del diálogo.

«Este 25 y 26 de noviembre se reinician los diálogos entre el gobierno de Maduro y la oposición venezolana», escribió Petro en su cuenta de Twitter, sin dar más detalles. Luego de asumir el poder el siete de agosto, Petro restableció las relaciones diplomáticas con Caracas, rotas en 2019 por diferencias entre el entonces presidente de Colombia, Iván Duque, y su par venezolano Nicolás Maduro.

El gobierno de Venezuela adelantó este jueves que firmará con la oposición un «acuerdo parcial para la protección del pueblo venezolano» durante la reanudación de la mesa de diálogo que contará con la mediación de Noruega. Este acuerdo, explicó la delegación oficialista a través de un comunicado, «crea un mecanismo práctico con base en la recuperación de recursos legítimos, propiedad del Estado venezolano, que hoy se encuentran bloqueados en el sistema financiero internacional«.

Los recursos, entre otras cosas, reforzarán el sistema público de salud y la deficitaria red de energía eléctrica y apoyarán la atención de la emergencia por lluvias que han provocado inundaciones y deslizamientos de tierras, detalló el documento divulgado por el principal negociador del oficialismo y presidente del Parlamento, Jorge Rodríguez.

La delegación chavista también reiteró su rechazo a la «ilegal» detención del empresario colombiano Alex Saab, al que califica de diplomático venezolano, y volvió a exigir su inmediata liberación, mientras que anunció la incorporación a la mesa de diálogo de su esposa, Camila Fabri de Saab.

Por su parte, la Plataforma Unitaria expresó este jueves su voluntad de trabajar junto al gobierno de Maduro. En un comunicado, los opositores venezolanos manifestaron que acuden al diálogo con la voluntad de encontrar «de una vez por todas» acuerdos concretos que se traduzcan en soluciones para la «crisis humanitaria», el respeto de los derechos humanos y, especialmente, la construcción de garantías para un «proceso electoral libre y observable».

La reanudación del diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana se dio semanas después de que, en el marco del Foro por la Paz celebrado este mes en París, el propio Petro, el local Emmanuel Macron y el argentino Alberto Fernández lograran sentar a las partes para un primer acercamiento. Aunque el viernes habrá ya en la capital mexicana algunos encuentros informales, el sábado empezará oficialmente el cuarto intento de las partes de destrabar la crisis política.