El juicio contra Trump por la tenencia de documentos clasificados será en agosto

Aileen Cannon, la jueza principal del caso penal contra el expresidente de Estados Unidos Donald Trump por los documentos clasificados hallados en su casa de Florida, ordenó que el juicio con jurado se celebre en dos semanas a partir del 14 de agosto. La orden emitida está dirigida a la defensa y la fiscalía con vistas a que se preparen para el juicio y establece plazos para todos los procedimientos previos.

De mantenerse la fecha de este juicio federal, comenzaría menos de 10
días antes del primer debate entre los candidatos republicanos
, previsto el 23
de agosto en Wisconsin. Es muy habitual, sin embargo, que el comienzo de un
proceso se posponga por peticiones presentadas por las partes implicadas. La jueza Cannon, que es de origen colombiano y cubano y fue nombrada por Trump, tiene su tribunal en Fort Pierce, de ahí que el juicio vaya a celebrarse en esa ciudad del condado Palm Beach, el mismo en el que el magnate tiene su domicilio legal.

El fiscal especial Jack Smith, a cargo de la investigación, prometió que el juicio contra Trump y su asistente, Waltine Nauta, que es acusado como cómplice, iba a ser «rápido» y «de acuerdo con el interés público y los derechos de los acusados». Por su parte, el exmandatario, un dia antes del anuncio de la jueza, se defendió en una entrevista realizada en la cadena televisaba Fox News, donde señaló que dejó la Casa Blanca rápidamente en 2021 y que sus pertenencias personales se mezclaron con documentos gubernamentales. «Tenía todo el derecho a tener esas cajas», señaló, al tiempo que alegó que no devolvió los documentos porque «estaba muy ocupado».

Numerosas causas

Trump fue acusado el pasado 13 de junio en los tribunales de Miami de 37 delitos federales penales por el mal manejo de documentos oficiales después de haber dejado la presidencia en 2021. De los 37 cargos imputados, de los cuales el multimillonario de 77 años se declaró no culpable, 31 son por retener deliberadamente documentos relacionados con la defensa de Estados Unidos, pero también es acusado de obstruir la justicia y de ocultar «de manera corrupta» documentos o registros. Algunos de esos delitos son punibles con un máximo de 20 años de cárcel y una multa de 250.000 dólares.

También es objeto de otras investigaciones judiciales, lo que lo convierten en el primer presidente o expresidente estadounidense en ser acusado por la justicia federal. En primer lugar, ya fue imputado por la justicia del estado de Nueva York de cargos de fraude contable en relación con un pago realizado antes de las elecciones presidenciales de 2016 para silenciar a una actriz de cine pornográfico, juicio penal que está previsto que se celebre a principios de 2024. Además, está bajo el foco de la justicia por su presunto papel en el ataque al Capitolio por parte de sus seguidores en enero de 2021 y una fiscal de Georgia debe anunciar antes de septiembre los resultados de su investigación sobre las presuntas presiones que ejerció Trump para intentar cambiar el resultado de las elecciones presidenciales de 2020.