Escándalo por un video en el que el Dalai Lama besa a un niño en la boca

Este domingo se dio a conocer un video que está causando indignación en redes sociales: el líder Tenzin Gyatso, más conocido como Dalai Lama, besó en la boca a un niño en una ceremonia que él mismo presidía, seguido de que lo invita a que «le chupe» la lengua.

El Dalai Lama es una de las personas más influyentes del planeta. El líder budista de 87 años fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1989 por su lucha no violenta por la liberación del Tíbet. 

El indignante video

En las imágenes que recorren el mundo, se puede ver al líder religioso en una ceremonia en el Tibet con varias personas sentadas alrededor de él. Bajo la tarima, aparece un niño vestido con un buzo amarillo esperando para que lo reciba el líder budista.

Así, unos hombres que estaban al lado de Gyatso parecen explicarle que el niño quiere saludarlo, por lo cual le dan la señal de que suba. Mientras lo hace, se observa a un grupo de estudiantes con toga y birrete sentados en el piso.

https://content.jwplatform.com/previews/e35S2s8o-buQgiLVC

Cuando el menor se encuentra con el Lama, éste le muestra su mejilla para que el niño le de un beso mientras le sostiene fuertemente una de sus manos en su regazo. 

Sin embargo, segundo después el líder tibetano se da vuelta, queda frente a frente con el niño y con los dedos le muestra los labios para, acto seguido, agarrarlo y besarlo en la boca. 

El líder religioso, luego de este acto, comenzó a reír y, no contento con lo que había sucedido, apostó a más: el Lama saca su lengua y le dice al niño “chupamela”. El joven se acerca pero, con visible temor, no le hace caso. Finalmente, el Dalai Lama le da las gracias al menor y lo vuelve a abrazar, le pronuncia algunas palabras y lo vuelve a abrazar antes de que se baje de la tarima.

El video causó repudio por estas aberrantes expresiones del Lama, como así también de las personas que, no solo se mantenían impasibles ante esa escena, sino que reían al unísono. Asimismo, varios seguidores del líder budista afirman que estaba “bromeando” con el joven.

Su silencio ante los abusos sexuales a menores

En 2018 después de que salieran a la luz algunos testimonios de personas que denunciaban haber sufrido abusos sexuales durante su infancia en templos budistas, el Dalai Lama reconoció que conocía esos hechos desde los años noventa y que, aún así, guardó silencio.

En una entrevista con medios neerlandeses, el religioso afirmó que los testimonios de cuatro denunciantes «no eran nuevos» y que él «ya sabía de todas esas cosas». El dirigente no denunció los hechos a las autoridades y simplemente discutió cómo proceder con algunos monjes cercanos. De hecho, el Dalai Lama sabía desde 1992 de las acusaciones contra Sogyal Rimpoché, uno de los maestros budistas más conocidos y polémicos por haber cometido todo tipo actos de violencia sexual contra sus alumnos.

Estos hechos del pasado hacen que el beso del Dalai Lama al menor esté aún más en tela de juicio por parte de asociaciones de víctimas de abusos sexuales, que consideran que el argumento de la «broma» no es válido.

Gyatso lleva décadas al frente del budismo tibetano y en 1989 fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz por su «resistencia constante al uso de la violencia en la lucha de su gente para recuperar la libertad», debido a su papel en el conflicto del Tíbet.