Fox News anunció la sorpresiva salida de su presentador estrella

Fox News anunció este lunes la salida del presentador Tucker Carlson, cuyas repetidas afirmaciones sobre fraude en las últimas elecciones en Estados Unidos casi derivan en un millonario juicio por difamación contra la cadena de noticias estadounidense. El periodista abandonó Fox News, según anunció el propio medio conservador, días después de que la cadena llegara a un acuerdo judicial por 787,5 millones de dólares para evitar un proceso judicial.

«Fox News Media y Tucker Carlson acordaron separar sus caminos. Le agradecemos su servicio a la cadena como presentador y antes como colaborador», dijo Fox News en un escueto comunicado. La nota no explicó los motivos de la desvinculación de Carlson, de 53 años, uno de los periodistas más famosos de Estados Unidos.

El favorito caído de Fox

Carlson era el más conocido entre los presentadores de Fox, y su programa nocturno, «Tucker Carlson Tonight», lideraba el horario de máxima audiencia, con un público muy fiel entre los televidentes de la derecha estadounidense. Figura clave en la política republicana, entrevistó varias veces al expresidente Donald Trump y fue ampliamente criticado por su estilo agresivo, por su supuesta falta de rigor periodístico y por exhibir una retórica racista y llena de odio.

Con sus ojos azules clavados directamente en los de los espectadores, cinco noches a la semana y durante una hora, Carlson comentaba la actualidad con un tono muy personal, diciendo que «los hombres estadounidenses están en una posición muy delicada» o que «el racismo antiblanco está explotando en todo el país». Contrario al aborto y gran defensor del derecho a portar armas, nunca dudó en exponer sus opiniones en un programa que, en su sitio web, afirma ser «el enemigo jurado de la mentira».

Según sus críticos, el presentador se basó en el miedo para ganarse a los espectadores. En mayo de 2022, una masacre racista enlutó a Buffalo en el estado de Nueva York. El joven supremacista blanco acusado de intentar matar a la mayor cantidad posible de afroestadounidenses se había dejado influenciar por la teoría del «Gran Reemplazo», una ideología de extrema derecha según la cual la población blanca será suplantada por una población inmigrante.

En su programa, Carlson había mencionado cientos de veces la idea de que los blancos estaban siendo reemplazados por otros grupos étnicos, según un recuento del New York Times. Retomando esa cifra, el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, había denunciado «un veneno difundido por uno de los medios de comunicación más grandes del país».

Abby Grossberg, exproductora de Fox News, demandó a la cadena a fines de marzo por el sexismo y la misoginia desenfrenados que experimentó en el programa de Carlson. Grossberg, quien se unió al equipo de Carlson después de las elecciones de 2020, dijo en su demanda que después de su primer día de trabajo «se hizo evidente cuán generalizada era la misoginia y el impulso para avergonzar y cosificar a las mujeres entre el personal masculino de (el programa) ‘Tucker Carlson esta noche'».

Fox News, propiedad del imperio mediático del magnate Rupert Murdoch, dijo que su programa del viernes fue el último y que será sustituido a partir de este lunes por distintos presentadores hasta que se defina la nueva programación.

Acuerdo por difamación

Hace una semana, el 18 de abril, Fox News firmó un acuerdo de 787,5 millones de dólares con la empresa de máquinas de votación electrónica Dominion Voting Systems, que había demandando a la cadena por difamación. «La verdad importa», dijo el abogado de Dominion, Justin Nelson, al dar a conocer el monto del pacto. «Las mentiras tienen consecuencias», insistió en declaraciones a los periodistas.

Dominion había planteado la demanda alegando que en el programa de Carlson se hicieron afirmaciones falsas de que sus máquinas de sufragio fueron usadas para robarle a Trump las elecciones presidenciales de 2020 frente al demócrata Joe Biden. 

El acuerdo aseguraba que ni Murdoch ni presentadores como Carlson tendrían que testificar en lo que se esperaba que fuera un juicio explosivo. Sin embargo, las numerosas comunicaciones internas de Fox News publicadas por medios de comunicación estadounidenses antes del juicio habían sugerido que altos cargos de la cadena estaban dispuestos a difundir falsedades sobre las elecciones por miedo a perder espectadores en favor de sus competidores.

En las comunicaciones filtradas, Carlson decía que no podía esperar a poder «ignorar a Trump la mayoría de las noches», y agregaba: «Lo odio fervorosamente». Fox News acusó a los demandantes Dominion de «seleccionar y sacar citas fuera de contexto».

En su programa del 18 de abril Carlson dedicó su habitual monólogo a los demócratas, acusándolos de incitar a los jóvenes a la violencia, antes de entrevistar al dueño de Tesla y Twitter, Elon Musk. Su repentina marcha conmocionó a Washington y Wall Street y la cotización de las acciones de Fox News cayó casi cuatro puntos porcentuales. 

Fox News, lanzada en 1996 para competir con la cadena informativa CNN, se mantiene sólidamente en el primer lugar del cable en términos de índices de audiencia. Luego de resolver el caso con Dominion, el canal se enfrenta aún a otra demanda presentada por la empresa de sistemas para elecciones Smartmatic, que le reclama 2.700 millones de dólares por involucrarla en un supuesto fraude electoral sin aportar pruebas.