Más de 400 líderes políticos, sindicales y académicos firmaron una carta de apoyo a Gustavo Petro

El movimiento Internacional Progresista, que reúne a líderes y activistas de izquierda de varios países del mundo, publicó este miércoles una carta de apoyo al presidente de Colombia, Gustavo Petro, al señalar que está siendo víctima de un “golpe blando” que pretende sacarlo del poder.

“A menos de un año de la toma de posesión del gobierno de Petro, los poderes tradicionales del país están desplegando el poder institucional combinado de las agencias reguladoras, los conglomerados de medios y el poder judicial, para detener sus reformas, intimidar a sus partidarios, derrocar a su liderazgo y difamar su imagen en el escenario internacional”, dice la misiva.

Ante este escenario, señalaron las y los firmantes, es necesario que «los amigos del pueblo colombiano y aliados de la democracia en todas partes se opongan a estas tácticas insidiosas y eviten el avance de un golpe suave en Colombia”.

La carta fue publicada en medio de la crisis que atraviesa la presidencia de Gustavo Petro, con dificultades para aprobar en el Congreso sus reformas sociales y con acusaciones de su exaliado Armando Benedetti respecto al origen de los fondos que financiaron la campaña del mandatario para llegar a la presidencia.

La carta está firmada por Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel argentino; José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente de España; Jeremy Corbyn, exlíder del Partido Laborista británico; Noam Chomsky, filósofo e intelectual estadounidense; Rafael Correa, expresidente de Ecuador; y Ernesto Samper, expresidente de Colombia.

También fue rubricada por el abogado Baltasar Garzón; el político francés Jean-Luc Mélenchon; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el ministro de Consumo de España, Alberto Garzón; y otros 400 diputados, senadores, alcaldes y líderes políticos de más de 20 países.

«Cuatrocientos, 400, líderes del mundo se pronuncian contra el golpe blando en Colombia. Tras la mentira de la que hablaremos, lo que se busca es detener las reformas sociales a favor del pueblo, impedir que se terne un fiscal contra la impunidad, y derribar el gobierno popular a través de la comisión de acusaciones», publicó Petro en su cuenta de Twitter, donde compartió la misiva.

Esta semana, el mandatario también recibió mensajes de apoyo de Morena, el partido mexicano de izquierda, que a través de su Instituto de Formación Política aseguró que en Colombia hay “una embestida de la derecha”. 

Este miércoles, durante las marchas que se llevaron a cabo en las calles colombianas en respaldo a las reformas sociales que impulsa Petro, el mandatario volvió a referirse al “golpe blando” que enfrenta y aseguró que si lo intentan sacar de la Presidencia, millones de personas saldrán a las calles.

Las acusaciones contra Petro

Armando Benedetti, que hasta el viernes pasado fue embajador de Colombia en Caracas, generó esta semana una crisis política luego de que la revista Semana, un medio opositor a Petro, publicara una conversación que mantuvo con la ahora exjefa de Gabinete, Laura Sarabia, en la que amenazaba con revelar secretos de la campaña presidencial.

Según la publicación periodística, Benedetti, un hombre fundamental en la campaña de Petro, envió días atrás una serie de mensajes de voz a Sarabia para expresarle su disconformidad por el destrato que habría recibido por parte de Petro la semana anterior.

Benedetti había llegado a Bogotá el miércoles pasado para hablar con Petro luego de que se lo señalara como la persona que filtró a la prensa un posible abuso de poder en el caso de la investigación a Marelbys Meza, exniñera del hijo de Sarabia acusada de robar un maletín con una suma no precisada de dinero de la casa de la ahora exfuncionaria. Sin embargo Petro no recibió ese día a Benedetti, que interpretó ese trato como una humillación, y por eso amenazó a Sarabia con contar lo que sabe de la campaña presidencial. 

«Prepárense porque yo en cualquier momento reclamo mi espacio político y no lo hagan para que vean, y si creen que es una amenaza, es una amenaza y si quieres grabarlo, grábalo, exploto porque ayer ustedes me maltrataron como una mierda y eso no se le hace a Benedetti«, afirmó el exaliado presidencial en uno de los audios.

En esos mensajes, Benedetti le recuerda a Sarabia que él recaudó 15 mil millones de pesos (unos 3,5 millones de dólares) para la campaña de Petro y luego le advierte que si hablara y contara quienes financiaron su campaña en la costa atlántica, terminarán tras las rejas. «Yo no me voy a dejar mamar gallo (burlar), Laura, te lo juro por la vida de mis hijos que no pasará nunca, nos hundimos todos, nos acabamos todos, nos vamos presos», exclamó el exembajador en una de las grabaciones publicadas por la revista.

La respuesta de Petro

Petro, en respuesta, aseguró que su campaña no recibió dinero del narcotráfico y su gobierno no hace interceptaciones ilegales ni acepta chantajes. Asimismo, recordó que llegó a la presidencia «solo para lograr más justicia social» en Colombia, por lo que «si hay personas en otra lógica diferente en el gobierno es mejor que se separen de él».

«Creo entender que le pasa a la mente de Armando Benedetti, acepto sus disculpas, pero debe explicar sus palabras ante la Fiscalía y el país», agregó el mandatario, luego de que el exembajador se disculpara por sus amenazas y dijera que los audios fueron «manipulados».