Piedad, la que hablaba de paz cuando nadie lo hacía

La exsenadora colombiana murió este sábado a los 68 años. En 2017, cuando estaba en plena campaña electoral para la presidencia de su país, visitó Buenos Aires para recibir el premio Rodolfo Walsh. Su visión sobre las lideresas políticas de la región, el daño del neoliberalismo en Colombia y su rol en la liberación de rehenes de las FARC.