Reino Unido lleva años de ajuste con una postergada promesa de felicidad

El país sufre una fuerte caída de su nivel de vida y de poder adquisitivo. Ha renacido la resistencia sindical a la austeridad y la creciente desigualdad.