Silvio Berlusconi sufre leucemia y está internado en terapia intensiva 

El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi padece leucemia, según confirmaron los médicos del hospital San Raffaele donde se encuentra internado en terapia intensiva el líder de Forza Italia.

El actual senador y magnate se encuentra por estas horas “estable”, informó un referente de su partido, quien además precisó que se encuentra en el hospital San Raffaele de Milán por problemas respiratorios vinculados a la recaída de una neumonía.

Según informó la prensa local, los dolores y la neumonía de Berlusconi de los últimos días serían en realidad complicaciones de un cuadro de leucemia. Así, llegaron a informar que el político comenzó con un tratamiento de quimioterapia tras la hospitalización.

“El presidente Silvio Berlusconi se encuentra actualmente hospitalizado en cuidados intensivos para el tratamiento de una infección pulmonar”, informó Alberto Zangrillo, su médico habitual. En este contexto, los médicos precisaron que el diagnóstico es de leucemia mielomonocítica crónica.

Según precisaron, se encuentra en “fase crónica persistente y con ausencia de características de desarrollo en la leucemia aguda”. ”La estrategia terapéutica establecida prevé el tratamiento de la infección pulmonar, un tratamiento citorreductor especializado destinado a limitar los efectos negativos de la hiperleucocitosis patológica y la restauración de las condiciones clínicas preexistentes”, dijeron.

En medio de rumores que circularon con fuerza esta semana, el líder de Forza Italia en Diputados, Paolo Barelli, había afirmado que Berlusconi debió ser hospitalizado para ser sometido a pruebas. 

Quién es Berlusconi

Berlusconi es un magnate italiano vinculado a los medios de comunicación. Fue primer ministro de Italia en tres ocasiones, desde 1994 hasta 1995, desde 2001 hasta 2006 y desde 2008 hasta 2011.

Berluscon dominó la escena política a pesar de ser objeto de controversia por sus escándalos políticos y personales. Entre las denuncias había acusaciones de corrupción y de mantener relaciones inapropiadas con mujeres jóvenes.

Ahora, pese a su edad y las varias causas judiciales que tiene abiertas desde hace años, sigue siendo una figura popular en Italia. Así, en las últimas elecciones pudo volver a ostentar un cargo electo como senador. Su partido es un socio menor de la coalición de derecha de la primera ministra Giorgia Meloni.