Un Tribunal acusó formalmente a Donald Trump por el pago a una actriz porno para comprar su silencio

Un gran jurado de un tribunal de Nueva York votó a favor de acusar penalmente a Donald Trump por el pago para comprar el silencio de una actriz porno antes de las elecciones de 2016.

El expresidente de Estados Unidos, que aspira a competir nuevamente por la Casa Blanca en 2024, quedará formalmente inculpado n los próximos días por la justicia del estado de Nueva York por el pago de 130.000 dólares a la actriz y directora de películas porno Stormy Daniels.

El gran jurado, un órgano que estudia los casos y decide si hay base o no para la celebración de un juicio, ha sido seguido con gran atención mediática desde que hace diez días el propio Trump asegurara que sus 23 miembros iban a confirmar su imputación y acto seguido sería detenido, lo que finalmente no se produjo. Hasta ayer mismo, se creía que el gran jurado pospondría su decisión hasta fines de abril.

Por su parte, The Wall Street Journal sostiene que el gran jurado ha examinado en sus últimas reuniones -que no son públicas, por lo que su contenido solo se conoce por filtraciones- un segundo caso de otra modelo de Playboy que también acusa a Trump de haberle pagado a cambio de callar sobre una relación sexual.

La modelo Karen McDougal, que fue «chica Playboy» del año en 1998, asegura que mantuvo una relación sexual con Trump durante diez meses en 2006, y llegó a un acuerdo para publicar su historia con The National Enquirer a cambio de 150.000 dólares, pero el diario -cuyo propietario es amigo de Trump- compró su testimonio para ocultarlo.

El detalle es importante, porque significaría que la acusación de Stormy Daniels ya no es aislada y que existe un patrón de conducta por parte de Trump, lo cual hace más factible su culpabilidad.

¿Quién es Stormy Daniels?

Stormy Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, nació y creció en el estado de Luisiana, al sudeste de los Estados Unidos. Comenzó a hacer striptease de adolescente y rápidamente ingresó en el negocio del porno, según detalla Business Insider.

En 2002, hizo su primera película como protagonista principal y a partir de allí comenzó una larga carrera como actriz y directora de películas para adultos.

Se casó tres veces y su actual esposo es el también actor de cine porno Brendon Miller.

Daniels se planteó en 2009 ingresar en el mundo de la política y así disputar el escaño al senador David Vitter, acusado de mantener relaciones con una prostituta. «No soy la mejor persona para el puesto, pero creo que soy mejor opción que el senador que ya tienen», había dicho al New York Daily News.

Sus aspiraciones políticas se vieron truncadas ese mismo año, cuando fue detenida por un delito menor de violencia doméstica tras una disputa con su marido.

Varios años después, la política volvió a cruzarse en su vida de la mano de Trump en una historia con final abierto.

Noticia en desarrollo