Zelensky visitó al Papa en El Vaticano

Página/12 en Italia

Desde Roma

Por primera vez desde que empezó la guerra con Rusia en febrero de 2022,  Volodomir Zelensky visitó Roma este sábado para una serie de encuentros con miembros del gobierno italiano y el papa Francisco en el Vaticano. El tema principal fue la guerra y las posibilidades de paz, pero también las armas y el apoyo que Ucrania agradece a Italia. El el presidente ucraniano se dijo favorable a una paz que debe prever “la justicia sobre todo el territorio” de Ucrania, en tácita alusión a las regiones ocupadas por Rusia.

La visita de Zelensky recién se anunció el viernes y hasta el sábado se mantuvieron bastante en secreto los horarios y lugares de los encuentros con el presidente de Italia, Sergio Mattarella, con la primera ministra Giorgia Meloni y con el Papa Francisco.

Fueron estrictísimas las medidas de seguridad en Roma con inspecciones en zonas subterráneas y calles del centro histórico, donde están las sedes del gobierno que Zelensky visitó: retiraron contenedores de basura y autos estacionados. Policía y carabineros invadieron la ciudad, haciendo controles especiales mientras los helicópteros sobrevolaban el centro. Roma fue declarada una “no fly zone” y francotiradores se ubicaron en puntos estratégicos.

El avión de Zelensky aterrizó en el aeropuerto militar de Ciampino de Roma poco después de las 10:15 a.m. Lo esperaban el ministro de Exteriores del partido Forza Italia, Antonio Tajani, el embajador ucraniano en Italia, Yaroslav Melnok y el embajador de Italia en Kiev, Pier Francesco Zazo. “Italia da la bienvenida al presidente de Ucrania. Renovamos nuestro compromiso junto al pueblo ucraniano, en defensa de la libertad y de la democracia”, escribió Tajani en Twitter.

Zelensky subió a un auto blindado hacia su hotel y por la noche se reunió con el presidente Mattarella, en el Palacio del Quirinale. Al pasar por la plaza Barberini, decenas de ucranianos levantaron su bandera y lo saludaron a gritos.

Con el poder ejecutivo italiano

“Es un honor para nosotros que haya venido a Roma. Estamos plenamente del lado de ustedes. Bienvenido presidente”, dijo Mattarella al recibir a Zelensky. Y agregó: “Confirmo nuevamente el pleno apoyo de Italia a Ucrania a nivel de las ayudas militares, humanitarias y de reconstrucción. Está en juego no sólo la independencia y la integridad territorial de Ucrania sino también la libertad de los pueblos y el orden internacional (…) la paz por la cual trabajamos todos, debe retomar la justicia y el derecho internacional. Debe ser una paz verdadera y no una rendición”.

“Estoy aquí para agradecer a Italia –respondió Zelesnky– quisiera poder abrazar a todos los italianos, uno por uno, por el apoyo que nos han dado continuamente y que no ha cambiado pese al cambio de gobierno. Con Italia tenemos valores comunes. Nosotros estamos por la paz, nuestra victoria es la paz. Estamos abiertos a todas las contribuciones internacionales, pero la guerra la estamos sufriendo nosotros en nuestro territorio y la paz debe prever la justicia sobre todo nuestro territorio”.

Ambos mandatarios hablaron de la eficacia de las sanciones económicas contra Rusia, la situación de la central nuclear de Zaporiyia, de los bombardeos a estructuras civiles y del secuestro de niños ucranianos de parte de Rusia, que el presidente Mattarella definio como “una práctica terrible y vergonzosa”.

En el encuentro con la primera ministra Meloni, líder del partido de derecha Fratelli d’Italia, ambos hablaron en inglés, sin intérpretes. Meloni dijo «seguiremos brindando apoyo, incluido el apoyo militar, para que Ucrania pueda entrar en las negociaciones con una posición sólida. Esto es importante porque la paz no se puede lograr si hay una rendición. La paz sólo llegará cuando Rusia acabe con los ataques”.

Zelensky, que había saludado a Meloni con un gran abrazo y besos, dijo además que “Europa es muy importante para nosotros. Respetaremos todas las indicaciones requeridas para poder ingresar a la Unión Europea”. En junio del año pasado le UE concedió a Ucrania el estatus de «país candidato» para ingresar. Sin embargo, ese país tiene que reunir una serie de condiciones, a nivel político y económico sobre todo, que por ahora no está en condiciones de conseguir.

“Giorgia, gracias por la oportunidad de estar en este hermoso país con una gran historia y gracias por haber acogido a los ciudadanos de Ucrania. Nunca lo olvidaré”, dijo el presidente ucraniano.

En el Vaticano

Por la tarde del sábado, Zelensky se encontró con el Papa Francisco, quien lo recibió de pie en la puerta de la pequeña Aula Paulo VI del Vaticano. Zelensky se puso una mano en el corazón e inclinó la cabeza vestido de modo muy simple: pantalón gris y pullover negro manga larga.

El presidente y el Papa hablaron con la ayuda de un intérprete, un cura franciscano ucraniano cuyos padres viven en los refugios subterráneos de Kiev. Zelensky y Francisco conversaron sobre la situación humanitaria y política de Ucrania. Según la oficina de prensa de El Vaticano, “ambos coincidieron sobre la necesidad de continuar los esfuerzos humanitarios para apoyar a la población. El Papa subrayó en particular la necesidad urgente de ‘gestos de paz’ respecto a las personas más frágiles, víctimas inocentes del conflicto”.

Es sabido que el Papa Francisco quiere detener la guerra. Al principio de la guerra empezó a intentar negociaciones de paz con el embajador ruso ante el Vaticano y también con la iglesia ortodoxa rusa. Pero no tuvo un gran éxito aunque algunas fuentes cercanas al Vaticano sostienen que de todas maneras los intentos siguen secretamente.