Radio Vida Celestial Noticias El hijo de Gustavo Petro liberado

El hijo de Gustavo Petro liberado

Un juez colombiano ordenó que Nicolás Petro Burgos, primogénito del presidente colombiano –Gustavo Petro– y su exesposa Daysuris Vásquez, respondan en libertad –pero con restricciones– al proceso que enfrentan por lavado de activos y otros delitos. El juez aceptó las peticiones de la defensa y dispuso que los imputados no podrán salir de la ciudad de Barranquilla.

La pareja fue detenida el sábado y tres días después la Fiscalía le imputó al hijo del presidente los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de servidor público, y a Vásquez los de lavado de activos y violación de datos personales. La detención se hizo como parte de una investigación que la Fiscalía abrió en marzo pasado luego de que Vásquez dijera a la revista Semana que Nicolás Petro recibió dinero del narcotraficante Samuel Santander Lopesierra, alias «el hombre Marlboro», para la campaña del hoy presidente y que se lo apropió.

En otra audiencia el fiscal del caso, Mario Burgos, dijo que tras aceptar un acuerdo de colaboración con la Justicia, Nicolás Petro reveló que parte del dinero supuestamente ilegal que recibió, entró a la campaña electoral de 2022 de su padre. Como parte del acuerdo de colaboración, el hijo del presidente se había comprometido a renunciar a su cargo de diputado en la Asamblea del Departamento del Atlántico, cuya capital es Barranquilla. Esa decisión se basa en los audios presentados ante el Juzgado por el fiscal, que muestran que la pareja tenía un entramado de tráfico de influencias, coimas y otros ilícitos en el Atlántico, aprovechando la condición de diputado de Nicolás Petro.

Habló Nicolás Petro

En una entrevista publicada este sábado en la revista Semana, Nicolás Petro declaró que su padre no sabía del ingreso de dineros ilícitos para su campaña electoral, recibidos de un narcotraficante: «Ni mi papá ni el gerente de la campaña, Ricardo Roa, sabían de los dineros que recibimos Daysuris y yo de Santander Lopesierra y de Gabriel Hilsaca. Obviamente, no sabían que parte de esos aportes yo los utilizaba para la campaña. Es importante hacer esa aclaración, pero hay otras circunstancias”. Y agregó: «Por ejemplo, con el tema del Hombre Marlboro y Gabriel Hilsaca, él (el presidente) no sabía de esos aportes. Nunca se lo comenté. No tenía forma de enterarse de esos aportes… lo importante es que la justicia actúe de la mejor manera, sin presiones, y que se sepa toda la verdad (…) hay mucha doble moral, muchísima de lado y lado, de todos los sectores políticos».

Sobre la divulgación por parte de la Fiscalía de un cuadro con las fotografías de 27 personas, entre ellas miembros del Gobierno, a las que relaciona de alguna manera con el escándalo, Nicolás Petro señaló: «es por información que ha suministrado Daysuris y he suministrado yo», pero no dio detalles. Tampoco confirmó si es cierto que como parte del acuerdo de colaboración vaya a hablar de su padre, de la campaña presidencial e incluso de la primera dama, Verónica Alcocer, que parece en el cuadro citado. «No te puedo decir que no, no te puedo decir que sí, porque estoy en medio de una investigación con la Fiscalía», manifestó. Al ser preguntado sobre cuánto dinero ilegal pudo entrar a la campaña presidencial respondió: «Bueno, en términos generales, no sé». Y agregó que no siente que con sus revelaciones a la Fiscalía haya traicionado a su padre sino que «mi responsabilidad frente a él fue no haberle dicho que había dos personajes que querían hacer aportes. Ese es mi gran error, mi gran falla».

La palabra del presidente

El presidente colombiano, Gustavo Petro, aseguró este sábado que lo sucedido con su hijo mayor Nicolás es «terrible» y confió en que más adelante puedan reconciliarse de esta crisis que ha detonado el mayor escándalo de su Gobierno. «Lo sucedido con mi hijo es muy lamentable. Ojalá algún día pueda hablar con él y perdonarnos», expresó el jefe de Estado en Twitter.

La relación entre padre e hijo no es de las mejores y el presidente ha sido criticado porque el pasado sábado, al enterarse del arresto de Nicolás, tomó distancia de él y publicó un tuit afirmando que le duele «tanta autodestrucción». Y tras desearle suerte, señaló que espera «que estos sucesos forjen su carácter y pueda reflexionar sobre sus propios errores».

La pelea padre-hijo

En la entrevista con Semana, Nicolás Petro confirmó que el pasado miércoles no quiso recibir una visita de su padre en el búnker de la Fiscalía en Bogotá donde estaba detenido. «Estuve un tiempo enviándole mensajes a través de otras personas para hablar con él y nunca obtuve respuesta», dijo Nicolás Petro.

Incluso en marzo pasado, cuando Daysuris Vásquez, exesposa de Nicolás Petro, reveló que éste había recibido dinero ilícito para la campaña de su padre y se había quedado con él, el presidente también tomó distancia de su primogénito al afirmar que él no fue quien lo crió: «Él se crió en Córdoba (…) estudió allá e hizo su universidad allá, derecho; realmente nunca tuvimos la oportunidad de convivir, no lo crié, esa es la realidad».

El presidente también reiteró que su campaña de 2022 «no recibió dinero alguno de carácter ilícito» y de lo sucedido se enteró «por una reunión que tuve con la exesposa de Nicolás en mi oficina hace apenas unos meses cuando pedí que investigarán a mi hijo». «Como lo dije antes, no presionaré como presidente a la justicia en su caso, los funcionarios judiciales que intervengan en su proceso serán por mi respetados», añadió.

El presidente finaliza su mensaje diciendo que espera que su nieto «pueda conocer a su papá en libertad», algo que él no pudo hacer con Nicolás porque estaba preso como miembro del grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril (M-19). «Yo conocí a Nicolás en las rejas de mi prisión. Aun en lo más terrible se aprende, que todos mis hijos e hijas, incluido Nicolás y yo mismo, podamos con esta dura experiencia ser mejores seres humanos», agregó.

Entrada relacionada