Un leve cambio de discurso

Uno de los principales líderes chiitas de Irán, el ayatolá Nasser Makarem Chirazi, señaló que «no considera que la violencia y la presión sean eficaces para la cuestión del hiyab», informó la agencia oficial Irna. Chirazi, conocido por sus posturas conservadoras, hizo estas declaraciones en la ciudad de Qom: «El presidente y los ministros deben saber que están en una situación difícil. Es verdad que el enemigo está muy activo, pero no estamos en un callejón sin salida». El ministro de Turismo, Ezzatollah Zarghami, llamó el miércoles a ser más tolerantes respecto al uso del velo en el espacio público. El 10 de enero, la Autoridad judicial indicó, sin embargo, que deseaba aplicar nuevamente una ley que prevé sanciones como el exilio a mujeres que no respeten la obligación de llevar el velo.